Mazda ha finalizado su participación en Automobile Barcelona 2017 superando todas las previsiones. Al término del salón, la marca de Hiroshima ha vendido un total de 236 vehículos, lo que supone prácticamente duplicar el resultado obtenido en la última edición de 2015. Las ventas totales de Mazda, incluyendo las realizadas en concesionario durante los días de apertura, han alcanzado las 281 unidades. La buena acogida que ha tenido el nuevo Mazda CX-5, modelo que supone la antesala de la nueva generación de producto que está por llegar en términos de diseño, calidad y confort de marcha, ha sido uno de los motivos del éxito, además de las versiones especiales que se han presentado estos días, como son el Mazda MX-5 RF Ignition, el Mazda3 2017 Black Tech Edition o el Mazda CX-3 Senses Edition. Todo ello ha tenido también su reflejo en las más de 1.800 pruebas de producto que se han realizado a lo largo de las nueve jornadas que ha durado la muestra barcelonesa.

El nuevo Mazda CX-5 ha acaparado casi el 58% de las ventas totales de la marca registradas durante los días de salón, con 136 pedidos realizados. Además de su diseño KODO – Alma del movimiento evolucionado y su interior completamente nuevo, el SUV de Mazda ofrece nuevos sistemas de seguridad activa como el G-Vectoring, que mejora su comportamiento en curva,  el Sistema de asistencia a la frenada en ciuad avanzado con detección de peatones (SCBS) o el Control de crucero adaptativo con función Stop&Go (MRCC), así como otros elementos entre los que destacan el Head Up Display en color proyectado directamente sobre el parabrisas o el navegador con función de reconocimiento de señales de tráfico (TSR).

El segundo modelo que ha despertado un mayor interés ha sido el también SUV Mazda CX-3, con 49 unidades, que incorpora las novedades de la versión 2017 y un equipamiento muy exclusivo en su versión especial Senses Edition presente en el salón, que incluye interior de cuero napa marrón con asientos delanteros calefactados, asiento del conductor con regulación eléctrica y llantas de aleación de 18 pulgadas con acabado Bright Silver, entre otros.

Por su parte, el compacto Mazda3 y el urbano Mazda2 se han repartido un 25 y 15 unidades respectivamente, mientras que el resto de reservas realizadas durante la muestra se han repartido entre el resto de modelos de la gama.

En esta última edición de Automobile Barcelona, Mazda ha presentado varias primicias nacionales, entre ellas el debut del nuevo Mazda CX-5, las versiones 2017 del Mazda CX-3 y Mazda2, así como el Mazda3 Black Tech Edition, una serie especial que ofrece en el caso de este modelo compacto una interesante relación precio-equipamiento. Otra de las estrellas del stand de Mazda ha sido el Mazda MX-5 RF Ignition, una serie especial que añade un toque adicional de deportividad y exclusividad a este icónico modelo que ha sido recientemente galardonado con el premio “Red Dot: Best of the Best“ por su diseño.

Fuente: Mazda España