Los tres modelos de Mazda han conseguido la calificación Top Safety+ 2017, la máxima que concede el Instituto de Seguros para la Seguridad en las Carreteras (IIHS). Este organismo sin ánimo de lucro y referencia en Estados Unidos ha valorado excepcionalmente a estos tres vehículos de la marca japonesa por  ofrecer los más altos niveles de seguridad activa y pasiva.

Las pruebas realizadas han incluido las de impacto frontolateral pequeño, moderado y colisión lateral, así como pruebas de resistencia del techo y reposacabezas. En todas ellas, los vehículos analizados debían conseguir la calificación de “Buena“. Adicionalmente, los tres modelos de Mazda mencionados han logrado la valoración de “Avanzado“ o “Superior“ en la prevención de impacto frontal, gracias a sus dispositivos de seguridad activa, entre los que destacan el Sistema de asistencia a la frenada en ciudad avanzado (SCBS) y Frenada de emergencia (SBS). Adicionalmente, para la obtención del reconocimiento “+“ en esta edición 2017, el instituto estadounidense ha incluido en su valoración la iluminación de los modelos analizados. En sus evaluaciones, los técnicos del instituto norteamericano han analizado las luces de cruce y carretera tanto en curva como en línea recta, así como el deslumbramiento que pueden producir en los conductores que circulan en sentido contrario, un parámetro que han superado con éxito los modelos de la marca de Hiroshima.

Este máximo reconocimiento otorgado a los modelos de Mazda supone la confirmación del éxito de Mazda en el desarrollo de la tecnología SKYACTIV, que incluye motores y transmisiones más ligeros y eficientes, así como carrocería y chasis más livianos y resistentes, gracias a la utilización de aceros de resistencia alta y ultraalta. Esta arquitectura ligera se complementa con I-ACTIVSENSE, un conjunto de tecnologías de seguridad activa basadas en sensores de radar que permiten alertar al conductor de posibles peligros durante la conducción con el fin de evitar accidentes o reducir su gravedad en caso de que se produzcan. Entre estos dispositivos destacan el Sistema de asistencia a la frenada en ciudad (SCBS), el Detector de ángulo muerto (BSM) con Alerta de tráfico trasera (RCTA) y el Control de crucero adaptativo (MRCC), entre otros. Gracias a todo ello, los modelos de Mazda repiten estos buenos resultados en unas pruebas tan exigentes como las realizadas por el IIHS.

Más información sobre los resultados de las pruebas realizadas haciendo clic aquí

Fuente: Mazda España